Hasta siempre, Juan José Molero

1 julio 2019

La familia estudiantil despide a uno de los suyos: Juan José Molero. Patrono de la Fundación, ex directivo de la SAD, aficionado activo muy vinculado a la peñas y no menos activo participante del foro no oficial de «La Nevera» con el sobrenombre de ARIOCO. Desde Movistar Estudiantes hacemos nuestro el dolor de sus amigos y allegados.

Hasta siempre, Juan José Molero

Este lunes 1 de julio ha fallecido tras una larga enfermedad el profesor universitario Juan José Molero, patrono de la Fundación Estudiantes y ex directivo del Club Estudiantes SAD, labores a las que llegó como un paso más de su fidelidad y compromiso con el club del Ramiro.

Aficionado muy querido y popular, formó parte Peña Rafa y era un participante muy activo del foro no oficial «La Nevera», bajo el nick de «ARIOCO».

Se le podrá dar el último adiós en el tanatorio de Alcorcón, sala 2, durante el lunes 1 de julio.

Desde Movistar Estudiantes hacemos nuestro el dolor de sus familiares y allegados, se ha marchado uno de los nuestros, demasiado joven.

AGUR, ARIOCO. HASTA SIEMPRE, JUANJO.


Me llama Chencho para darme una noticia horrible.

Se ha muerto Juanjo Molero.

Hace pocos días hablamos de él, de que estaba malito, de que era un tipo extraordinario, de cómo se había implicado en el trabajo y los sinsabores de la gestión estructural de Estudiantes partiendo de una posición muy crítica hacia quienes en aquellos momentos asumíamos la dirección de la entidad.

Recuerdo como si fuera hoy la conversación que mantuve con él, que era sobre todo una persona serena, en  la que tras convenir sobre lo mal que estaban las cosas, me permití decirle ¿por qué tú que tienes conocimientos no nos ayudas? Al día siguiente estaba en Magariños dispuesto a arremangarse.

Juanjo, de forma desinteresada, ayudó como el que más, si no el que más, a solventar, con su gran preparación técnica, el enorme rompecabezas en el que estaba sumido Estudiantes antes de conseguir salir ordenadamente del Concurso de acreedores y, después, participó activamente en las tareas de cumplir los planes pactados con las administraciones publicas y la ACB para hacer efectivos los activos disponibles que permitieron mantenerlo vivo.

Nunca eludió un trabajo ni una responsabilidad, aportando esfuerzo y tiempo, del que no disponía dadas sus obligaciones profesionales, sin perjuicio de mantener en muchas cosas sus posiciones críticas con una actitud constructiva que partía de su conocimiento, tan lejana a la de los muchos “sabios” que día tras día alumbran las muchas dolencias y ninguna solución.

En Estudiantes se venera a nuestros héroes. Él es uno de ellos.

Jesús Pozo