El Cadete «E» se lleva la 3ª división preferente

10 junio 2019

El equipo de la escuela de Movistar Estudiantes se lleva el Campeonato de Madrid en 3ª división preferente, convirtiéndose así en el único equipo masculino campeón de esta temporada. El Cadete «E» estudiantil derrotó en la final al Villa de Valdemoro «B» en el Día del Federado.

El Cadete «E» se lleva la 3ª división preferente

La escuela dio la gran alegría de la semana a Movistar Estudiantes en el Día del Federado. El Cadete «E» masculino, que disputaba la final de la 3ª división de preferente, se llevó el Campeonato de Madrid venciendo al Villa de Valdemoro «B».

Tras un primer periodo más igualado, los colegiales rompieron el partido en el segundo con un parcial de 18-5. La ventaja conseguida en este parcial sería rentabilizada durante el resto del encuentro, siempre con ventajas cercanas a los 15 puntos.

Guiados por Pablo Parra y Andrés Haurrie, autores de 12 puntos cada uno, los de Abel Garrido vencieron desde la defensa. Finalmente, 56-43 en el marcador y título a la vitrina del Magariños.

Esta victoria supone el cierre perfecto a una gran temporada en la que sólo han cedido dos encuentros (23-2 de balance). Además, con esta victoria, se convierten en el único equipo masculino de Movistar Estudiantes que se proclama Campeón de Madrid en esta temporada.


«El baloncesto es una escuela de valores»

El entrenador asistente del Cadete «E» de Movistar Estudiantes, Sergio Rodríguez, quiso aprovechar para resumir la temporada, dar la enhorabuena a todos y hablar desde el corazón. En estas palabras dedicadas a los jugadores, entrenadores, padres y Club, plasma la temporada de los chicos que, de menos a más, han crecido hasta ser campeones.

El baloncesto es más que un deporte, es una escuela de valores en la que intentamos educar a todos y cada uno de los integrantes del equipo. Para cualquier entrenador, el inicio de la temporada se convierte en un reto… cuadrar todas las piezas, estructuramiento en la pista, estilo de juego, ADN del equipo, lectura de juego y, además, se une el hándicap de que deben de disfrutar y divertirse.

Si asientas bien las bases en los primeros meses de la temporada, solo debes de ir incluyendo herramientas para que ellos puedan utilizarlas en el momento que consideren oportuno, esos han sido nuestros valores, nuestra filosofía de la temporada.

Pero independientemente de las labores técnico/tácticas, lo que nos ha hecho conseguir este logro es que somos un grupo de amigos que amamos este deporte. Creemos en nuestro estilo de juego y nos divertimos.

«La final era ese momento por el que trabajamos semanalmente»

Sobre la temporada deportiva, conseguimos pasar las dos primeras fases yendo de menos a más. Con la sensación de que todo lo que estábamos entrenando se demostraba sábado a sábado en la pista.

Llegamos a cuartos de final contra Moratalaz, rival incómodo que nos puso contra las cuerdas en ambos partidos. Fue una eliminatoria de dureza mental y física, perdiendo en la ida de 4 y la vuelta en casa sin poder remontar la ventaja que se trajeron en la ida hasta los 3 últimos minutos de partido.

Nos plantamos en semis contra Coslada, equipo muy físico, luchador y con el hándicap de que venían de eliminar en cuartos al primero de la fase de ascenso. Dicha eliminatoria la solventamos dando la imagen de equipo serio, aguerrido, con ganas e ilusión, y sobre todo con la imagen de ser un bloque.

Y llegó el gran día, el momento esperado por el que se ha trabajado semanalmente, una tarde señalada y marcada en el calendario por todos los integrantes del equipo. La final contra Villa de Valdemoro, equipo que venia de eliminar a Daganzo en una eliminatoria ajustada. Nos encontraríamos un partido en el que quien dominase los nervios y salga con hambre se llevaría el premio.

«Recomiendo enormemente la oportunidad de ser formador»

Ha sido una de las mejores experiencias hasta ahora vividas, el poder entrenar y aprender al lado de uno de los mejores entrenadores que tiene el club (Abel Garrido) es una oportunidad y vivencia única. Una persona que se desvive por este deporte y que es la fiel imagen y descripción de ser un formador de personas.

Gracias a los coordinadores del club por la ayuda y la oportunidad. Gracias a los padres que semana a semana ha sido nuestra verdadera Demencia. Y sobre todo, mil gracias de todo corazón a: Jorge, Rodrigo, Pedro, Sergio, Andrés, Parra, Juan, Samuel, Kirill, Atienza, Medina, Carlos, Álex y Miguel, estos 14 leones que, gracias a su esfuerzo, dedicación y su locura por este deporte han conseguido que este año sea recordado para todas sus vidas.

P.D: Recomiendo enormemente tener la oportunidad de ser formador, no eres consciente se todo lo que te aporta hasta que lo eres.

¡¡¡Vamos Estuuuuu!!!