Al habla con Palacios, Dukan y Danga

25 noviembre 2019

Tras el partido Movistar Estudiantes- San Pablo Burgos, hablamos con Juan Palacios, Duje Dukan y Nemanja Dangubic para analizarlo. Los tres coinciden en que fue una «derrota dura» en la que fue clave «no dominar el rebote».

Al habla con Palacios, Dukan y Danga

VÍDEO. Los jugadores de Movistar Estudiantes valoran el partido contra San Pablo Burgos.

Juan Palacios: «dimos muchas segundas oportunidades»

¿Cuál ha sido la clave de la derrota?
Empezamos flojos, teníamos que haber empezado más duro. Nos dominaron el rebote ofensivo, les dimos muchas segundas oportunidades, y eso al final del partido nos costó el juego.

Hubo buena reacción y se pierde en el último minuto, ¿cómo se pasa página?
Hay que ver el vídeo del partido y analizar los errores. Es difícil cuando tienes último tiro para empatar,pero esto es el baloncesto. La manera más fácil de pasar página es saber que quedan muchos partidos y la temporada es muy larga.


Duje Dukan: «no hemos hecho buen trabajo en el rebote»

¿Cuál ha sido la clave del partido?
La clave es ser capaces de defender sus tiros y no dejarles tantos rebotes, no hemos hecho un buen trabajo ahí. Además, es duro acabar con una jugada así, tendremos que volver a verlo y aprender qué es lo que tenemos que cambiar.

¿Es una derrota dura?
Sí, es duro perder así, pero lo que tenemos que hacer es trabajar mejor planificando todo el partido. Que no dependa del último minuto para llevárnoslo.


Nemanja Dangubic: «es duro, porque no hemos dejado de luchar»

¿Cómo te sientes?
Es una derrota dura, hemos tenido el último tiro para ir a la prórroga o ganar. Hemos luchado todo el partido para remontar. Burgos es un gran equipo con tíos experimentados, han sabido no dejarnos atacar cómodos. Aun así hemos seguido luchando y hemos tenido esa última opción que no ha entrado, es duro.

¿Qué ha sido para ti la clave del partido?
Hemos tenido problemas para defender el rebote y para las jugadas con los bloqueos durante todo el partido. Nuestro trabajo no ha sido suficiente para ganar.