Termina el sueño europeo demasiado pronto (69-84, 137-144)

27 septiembre 2018

Un intenso Polski Cukier Torun castigó todos los errores de Movistar Estudiantes para sacarle del partido y remontar la eliminatoria. Terminó el sueño europeo demasiado pronto, aunque sin tiempo lamerse las heridas: el domingo empieza la Liga Endesa.

Termina el sueño europeo demasiado pronto (69-84, 137-144)

No especulaba Movistar Estudiantes en el inicio y nada hacía presagiar el final: con Cook, Clavell, Vicedo, Caner-Medley y Jankovic de titulares, eran los dos interiores los protagonistas en el arranque, sobre todo en defensa. Como en la ida, en ataque no terminaban de salir las cosas y el campeón de Copa polaco se puso por delante: 5-6. Intercambio de golpes para el 9-8 mediado el primer cuarto.

El partido era un continuo toma y daca, vistoso, divertido, al contraataque. Pero tras una técnico rigurosa a Jankovic que se tenía que sentar con dos faltas, y un par de errores defensivos, Berrocal lo paró: 13-17 faltando dos minutos. Funcionó y el cuarto terminó con ocho puntos casi consecutivos de Perl, magia magiar para terminar el cuarto 23-21.

La magia no dura siempre. No culminaba bien los ataques Movistar Estudiantes, pero frenaba con buenas defensas los ataques del intenso Polski Cukier Torun. Eso sí, tenía un precio: los colegiales se pusieron en bonus en apenas 2 minutos y medio. 27-28.

El húngaro se puso chúngaro: antideportiva, merecida, que gracias a que los colegiales supieron mantener la calma en defensa no sirvió para que el Torun se fuera: 27-31. Pero los polacos también sabían defender, al límite, y desactivaron la chispa de Movistar Estudiantes, llegando a ponerse a 6: 29-35 a cuatro minutos para el descanso.

Con suspense, Arteaga rompía el parcial polaco, pero un 2+1 de Sulima aumentaba la ventaja del Torun: 31-38, solo un punto de ventaja en el marcador general. Cook y Brizuela salieron al rescate: en un visto y no visto, 36-38 a 2:38. Tiempo muerto.

El ritmo seguía favoreciendo a los visitantes, que sintiéndose cómodos bajando al barro en defensa, entraban al último minuto otra vez 7 arriba (38-45), y que a 30 segundos le dio la vuelta a la eliminatoria: 38-47. Una clara antideportiva sobre Arteaga servía para que Movistar Estudiantes al menos empatara la eliminatoria al descanso: 39-47.

Se conjuraba Movistar Estudiantes tras el paso por vestuarios: querían volver muchos más días a Torrejón de Ardoz. Dos fallos consecutivos bajo canasta no hicieron perder los nervios a los colegiales: Caner-Medley desde el tiro libre y buenas culminaciones de Jankovic bajo tablero premiaban el esfuerzo en defensa de los del Ramiro: 45-49.

La cosa se caldeaba. Los polacos defendían al límite de la legalidad y aunque entraron pronto en bonus, no tenía oportunidad Movistar Estudiantes de aprovecharlo porque, siguiendo esa teoría del “karate-press”… no te van a pitar todas las faltas: 46-54, otra vez empatada la eliminatoria.

Perka complicaba el percal con un triple (50-59), y Movistar Estudiantes no lograba recortar las diferencias pese a la intensidad que manteía: 52-61 a falta de 1:22, tiempo muerto. El cuarto terminó con Perl hundiéndola y una buena defensa para sobrevivir: 54-61. En ese momento, 122-121 en el global. Ufff.

Los nervios mandaban en el arranque del periodo decisivo. Polski Cukier volvía a ponerse por delante en la eliminatoria, 56-65. El público se desquiciaba protestando decisiones arbitrales, mientras que los de Torun se movían mejor en este ambiente: 56-66 a 7 minutos para acabar.

Triple de Gruszeki y triple cambio en Movistar Estudiantes con -13, 56-69, en el marcador y 5:16 por jugarse. Pero los colegiales perdonaban una y otra vez en sus ataques y los polacos no. No pintaba nada bien la cosa con el 56-71.

El tiempo pasaba inexorablemente, y el partido era rojo Torum. Movistar Estudiantes intentaba ataques rápidos, sin fortuna, mientras que el Polski Cukier se aferraba a su ventaja obligando a los colegiales a buscar el milagro: 61-76 a falta de 2:27.

Que no fuera por falta de coraje. 2+1 de Jankovic (64-78). Canasta rápida de Perl (66-79). Pierden la bola. Canasta rápida de Clavell (68-79). Tiempo muerto visitante a 1:32 para el final. 3 abajo en la eliminatoria. ¿Habría milagro?

No. Los milagros en Lourdes, no en Torrejón de Ardoz.  Nervios, nervios, nervios. Antideportiva colegial, falla los tiros libres Mbodj, anota uno de los dos de la falta posterior, falta sobre Perl, solo anota uno… 69-80 a falta de 40 segundos. iempo muerto. Y hasta ahí llegó el partido: Polski Curier Torun mantuvo la calma y fue un merecido vencedor del partido y de la eliminatoria. 69-84, 137-144 en el global.

No habrá mucho tiempo para lamerse las heridas: el domingo ya empieza la Liga Endesa. Será en el WiZink Center a las 12:30h contra el Baxi Manresa.