El Obra impone su ritmo (78-57)

28 diciembre 2019

Monbus Obradoiro supo imponer su ritmo a Movistar Estudiantes, al que secó en defensa antes del descanso. Pese a que los colegiales redujeron diferencias mediado el último cuarto, los gallegos no dieron opciones de remontada. El claro 78-57 final lo deja claro. Con este resultado, termina el año con balance de 4-11.

El Obra impone su ritmo (78-57)

Monbus Obradoiro supo imponer su ritmo a Movistar Estudiantes, al que secó en defensa antes del descanso. Pese a que los colegiales redujeron diferencias mediado el último cuarto, los gallegos no dieron opciones de remontada. El claro 78-57 final lo deja claro. Con este resultado, termina el año con balance de 4-11.

Los Philes, Dangubic, Kadji y Palacios comparecieron de inicio en Fontes do Sar; y con gran intensidad defensiva pusieron el 0-7 de salida para Movistar Estudiantes.

Pero 40 minutos en Compostela «son moi longos»: Monbus Obradoiro igualó el parcial colegial (7-7, 4:16). Tiempo para la rotación, para poder mantener la intensidad, al cometer Palacios y Kadji su segunda falta.

Douglas, Dukan y Avramovic a pista. El serbio asumió galones en ataque para el 16-16 con que acabó el cuarto.

Víctor Arteaga se hacía grande en la zona en el inicio del segundo cuarto, pero el Obra mostraba su arma nada secreta: los triples. 19-19. Mandaban la defensa – y las imprecisiones- como bien mostraba el pírrico 24-22 a falta de cinco minutos para el descanso.

En este mar de fallos, alguien tenía que meterlas en algún momento y fue Brodziansky quien, con 13 puntos, permitió que los gallegos tomaran ventaja. No se encontró Movistar Estudiantes en ataque: 32-24 al descanso.

Repetía Dzikic el quinteto inicial, el que dio los mejores minutos al Movistar Estu, pero seguía sin anotar, con el aro cerradísimo. Mientras, Monbus Obradoiro, sin hacer nada del otro mundo, alguna sí que anotaba. y encima de tres: 38-24 tras cuatro minutos.

Douglas rompió la sequía, y gota a gota Movistar Estudiantes intentaba entrar al partido: 41-30 a 3:51 para acabar el tercer cuarto. No salían las cosas, pero los colegiales no se volvían locos e intentaban mantener la intensidad en defensa y atacar con paciencia. ¿Habría tiempo? 53-39 al final del cuarto.

Un triple de Avramovic abría el último cuarto, y la inmediata respuesta de Magee no fue ningún jarro de agua fría: 56-42. Ya se encontraba el ataque colegial: triple de Douglas, y asistencia del estadounidense a Arteaga para bajar de diez. 56-47. 

Esto era otra cosa: Dukan de tres y Avramovic bajo el aro ponían el 60-52 quedando seis minutos. Pero Obradoiro también jugaba, claro, y tras tiempo muerto volvió a poner tierra de por medio: 66-52 mediado el cuarto.

No se volvió a encontrar Movistar Estudiantes. Kravic puso el 69-53 a falta de tres minutos, y ahí acabó la resistencia colegial. El xx-xx final lo decía todo.

Movistar Estu cierra el año con 4 victorias y 11 derrotas. Abrirá 2020 el próximo sábado 4 de enero en la cancha del Retabet Bilbao Basket.


ESTADÍSTICAS