En el nombre del padre

19 marzo 2019

19 de marzo, Día del Padre. Revisamos este bonito día en clave Movistar Estudiantes. Con las felicitaciones sorpresa de sus hijos e hijas a los papis Berrocal, Cook y Whittington. Hablando de papás que legaron a sus hijos la pasión por el deporte como los de Gentile, Vicedo o Hakanson, de padres e hijos que defendieron la camiseta colegial como los Martínez Arroyo, los Martín o los Pinedo y de un regreso a Movsitar Estu en el nombre del padre, el de Paula Palomares.

En el nombre del padre

Antonio Magariños, el papá del Estu

Todo el mundo reconoce en la figura del catedrático de Latín y jefe de estudios en el Instituto Ramiro de Maeztu don Antonio Magariños como el fundador del Club Estudiantes de Baloncesto. Si hay que reconocer una figura paterna para nuestro club, sin duda sería él.

Los papás del equipo

En el primer equipo de Movistar Estudiantes hay solo dos jugadores que son padres, dos de los estadounidenses: Omar Cook y Shayne Whittington. También el entrenador Josep María Berrocal. Así les felicitaron el día sus retoños (aunque el Día del Padre no se celebra en EEUU).

Son papás también en el primer equipo el entrenador ayudante Antonio Pérez Caínzos, el preparador físico Jorge Sánchez, el trainer Jose María Campo, el fisioterapeuta Óscar Otín y el médico Dr. Juan José Pérez Toledano. Además, en el equipo de Liga Femenina 2 es padre el entrenador Alberto Ortego.  A todos ellos, como a todos los papás de la familia colegial… ¡feliz día!

De casta le viene al galgo

El padre de Alessandro Gentile, Ferdinando, es toda una leyenda del baloncesto italiano. Jugó 23 años al máximo nivel y fue campeón de Europa con Panathinaikos, dos veces de «Lega» y dos de «Coppa» con Juve Caserta y Olimpia Milano, plata europea con la selección transalpina…

El padre de Edgar Vicedo, Benjamín, es una leyenda… pero del voleibol. Como jugador fue 150 veces internacional con España, destacando su participación en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, oro en 1987 y plata en 1993 en los Juegos del Mediterráneo, y jugador profesional en varios clubes españoles con los que ganó en 4 ligas y 5 Copas, además de lograr el tercer puesto de la Copa de Europa de 1990 con el CV Palma. También fue, en 1990, el primer campeón de España de voley playa. Actualmente es entrenador y cargo directivo en la Federación Española.

Foto: Antonio Quintero / El Norte de Castilla

El padre de Ludde Hakanson, Olle, fue también internacional con Suecia más de un centenar de veces, llegando a ser su capitán. Fue profesional entre 1990 y 2002 en la liga sueca y la holandesa, también jugó en EEUU en su etapa de instituto. Aunque quien es leyenda de verdad en el baloncesto sueco es el abuelo, Egon, al que llamaban «Mister Basketball» y está considerado uno de los mejores jugadores de la historia de su país. En general, Ludde debía jugar al baloncesto sí o sí: también jugó su madre y juega su hermana.


Foto: ARA. Ruth Marigot.

Volver en la memoria del padre

El pasado verano falleció el padre de Paula Palomares, Marcelino. Por esas fechas, Paula acababa de colgar las botas tras una larga carrera que comenzó en la cantera del Estudiantes hace 20 años. Pero poco después el virus del baloncesto volvió a picar a la veterana base. Uno de los motivos que explicó para su sorprendente regreso a Movistar Estudiantes fue  «por cumplir el mayor deseo de mi padre que siempre me decía que tenia que volver al Estu, que desde que me fui nunca he conseguido jugar igual”. 

La Copa Martínez

En la casa de los Martínez Arroyo nadie discute sobre quién ganó más títulos. El padre, Juan, fue campeón de Copa en el 63. El hijo mayor, Pablo, ganó la Copa en el 92. Y el menor, Gonzalo, en el 2000. Estamos deseando que crezcan los retoños Martínez para volver a rascar metal.

Los hermanos de Juan (y por tanto tíos de Pablo y Gonzalo) Luis, Manuel y Fernando, también fueron jugadores del primer equipo de Estudiantes.

Foto: As

Ignacio Pinedo ¿el padre o el hijo?

Otra de las dinastías del club colegial son los Pinedo. El padre, Ignacio, fue entrenador del primer equipo colegial entre 1965/66 y 1972/73, ocho temporadas en las que logró el subcampeonato de Liga en 1968.

Su hijo Nacho debutaría en el primer equipo justo el año después de irse su padre, y defendió la camiseta colegial siete temporadas. El menor, Jorge, (a quien llamaban Jordi) también destacó en la cantera colegial aunque no llegó al primer equipo.

¿Hernangómez padre, hijo o hija?

Guillermo Hernangómez jugó en el Estu entre 1987 y 89. Su hijo mediano, Juancho Hernangómez, llegó al club colegial en edad junior en 2012-13, y debutó en ACB al año siguiente. Dejaría Movistar Estudiantes rumbo NBA, a Denver Nuggets, en 2016. Su hermana menor, Andrea, ha jugado en la cantera colegial aunque este verano, en su primer año senior, también ha cruzado el charco: juega NCAA en la Universidad de Fairfield. Son familia de basket: la madre, Wonny, fue internacional con España y el hermano mayor, Willy, juega en Charlotte Hornets.

Los Martín, muchos años después

Fernando Martín fue un fenómeno visto y no visto en Estudiantes: llegó siendo juvenil en 78/79, debutó con el primer equipo el año siguiente, lo guiaría al subcampeonato en 1980/81 y ficharía por el eterno rival. Fue el primer español en jugar en la NBA. Su prematuro fallecimiento en accidente de tráfico en 1989 le convirtió en todavía más leyenda.

Su único hijo, Jan, criado en Israel, alternaría el filial y el primer equipo colegial los años 2002-03 y 2003-04. Su tío Antonio, hermano de Fernando, también empezó su trayectoria baloncestística en la cantera de Estudiantes aunque no llegó a debutar con el primer equipo.

Foto: As