No hubo color (72-87)

12 enero 2020

No tocó derbi épico y pese a la artística equipación de Movistar Estudiantes diseñada por Okuda… no hubo color. La sección de baloncesto del Real Madrid CF demostró el nivel que es normal que tenga uno de los grandes presupuestos de la Liga Endesa y Euroliga y le bastó con un buen segundo cuarto para sacar del encuentro a los colegiales, que remaron en contra toda la segunda parte pero solo lograron acercarse a nueve.

No hubo color (72-87)

No tocó derbi épico y pese a la artística equipación de Movistar Estudiantes diseñada por Okuda… no hubo color.

La sección de baloncesto del Real Madrid CF demostró el nivel que es normal que tenga uno de los grandes presupuestos de la Liga Endesa y Euroliga y le bastó con un buen segundo cuarto para sacar del encuentro a los colegiales, que remaron en contra toda la segunda parte pero solo lograron acercarse a nueve.

Salieron de inicio los habituales: Pressey, Scrubb, Dangubic, Kadji y Palacios; y aunque la primera posesión fue multicolor, el arranque fue blanco merengue: 0-6.

Poco a poco Movistar Estudiantes fue entrando en el partido, por medio de un acertado Kenny Kadji (8-12 mediado el cuarto). Aunque la iniciativa era de los descoloridos, no perdía la cara al encuentro el equipo colegial: con el pívot camerunés de estilete (11 puntos), el primer cuarto acabó 19-22 (con triple de Campazzo sobre la bocina).

Rotaba Dzikic: en el segundo cuarto no quedaba ninguno de los titulares y estaban en pista Douglas, Avramovic, Vicedo, Dukan y Arteaga. Otra vez, golpeaban primeros los hombres pálidos de Valdebebas: 21-32 tras tres minutos.

Douglas asumía galones, encontrando a Arteaga para el matazo y con un triple «made in USA» (26-32), aunque el campeón de Liga siempre encontraba respuesta con relativa facilidad: 26-39 a cinco para el descanso.

Bombardeaba por fuera la sección de baloncesto del Real Madrid CF para irse de 20: 30-50, que aumentaba en tres puntos al descanso: 30-53.

Palacios abría el marcador tras el paso por vestuarios, y «se picaban» Kadji y Tavares: 38-58. Pero no había manera, los blancos habían puesto el piloto automático, y cada canasta de Movistar Estu encontraba respuesta/s: 44-65 a tres minutos para acabar el cuarto.

«Que 20 años no es nada» cantaba Gardel, aunque 20 puntos sí. 49-69 para entrar al último cuarto. Aun así, la Demencia seguía apretando e intentando contagiar al resto del WiZink Center. Sintiendo los colores.

El último cuarto se hacía cuesta arriba: Movistar Estudiantes lo intentaba pero no lo conseguía. El Real Madrid pensaba más en el vuelo a Moscú: 51-73 tras tres minutos.

No dejaba de intentarlo Movistar Estu, como con el triple de Avramovic para el 63-79 o el «costa a costa» de Juan Palacios que ponía el 67-81 a falta de 2:34.

¿Habría milagro? No. Tenían que salir demasiadas cosas bien: los colegiales lograron ponerse a 9 (72-83), pero no había ya tiempo para más. Al final, 72-87.

Ahora, Movistar Estudiantes tiene toda la segunda vuelta para salir de puestos de descenso, donde terminó la primera con balance de 4 victorias y 13 derrotas. Primera parada, el próximo fin de semana en Tenerife.


ESTADÍSTICAS