Si perdonas, no te perdonan (79-87)

10 noviembre 2019

La Liga Endesa no sabe de misericordia: si perdonas, no te perdonan. Movistar Estudiantes, con un mal día en ataque, no dejaba despegarse nunca a un físico Morabanc Andorra, pero nunca logró ponerse por delante, errando cuando tenía ocasión de hacerlo. El perdón estudiantil no tuvo correspondencia pirenaica.

Si perdonas, no te perdonan (79-87)

Por primera vez en la temporada sin lesiones, Dzikic dispuso de libertad para elegir en la jornada electoral y votó por Pressey, Brizuela, Vicedo, Kadji y Arteaga como quinteto inicial.

Aunque los del Pirineo empezaron más entonados (2-8) y pronto movió el banquillo para buscar alternativas en el juego interior, con Palacios primero y Dukan después.

No estaba acertado en tiros lejanos Movistar Estudiantes (6-15 a 2 minutos para acabar), pero sobrevivía apretando en defensa, rotando (jugaron 11 de los 12 jugadores en este cuarto) y encontrando bien a jugadores solos bajo el aro. El cuarto, poco vistoso, terminó 11-17.

Abrió la lata de los triples Palacios en el arranque del segundo cuarto (14-19), pero el protagonismo en estos primeros minutos fue del trío arbitral, que en apenas 2 minutos y medio consideró que Movistar Estudiantes había cometido 4 faltas, antideportiva incluida (17-25).

No se encontraba Movistar Estu, y Dzikic tuvo que pararlo cuando se fueron de 10 a falta de 6 para el descanso: 19-29. Pero seguía haciendo falta más, Andorra anotaba con facilidad y el ataque colegial estaba más atascado que la M30 un lunes lluvioso a las 8AM (19-33).

Con ambos equipos en bonus, los últimos tres minutos antes del descanso fueron una continua visita a la línea de tiros libres, con algunos destellos individuales de Brizuela o Pressey. Tras los primeros 20 minutos, el marcador del WiZink Center era 34-41.

Movistar Estudiantes tuvo su particular jornada de reflexión en el descanso. Salió enchufado, con Pressey, Brizuela, Dangubic, Arteaga y un Kadji que firmó los cinco primeros puntos colegiales (39-41). Una antideportiva sobre «la mamba vasca» permitió que el partido empezase de nuevo: 41-41 en apenas un minuto.

Pero Morabanc Andorra recuperó la iniciativa aprovechando los tiros libres (44-49). No aprovechaba Movistar Estudiantes una buena oportunidad: doble técnica que acabó con el técnico visitante en vestuarios, errando los tiros libres y la posesión posterior (48-53, 4:10).

Al último cuarto se llegó con 52-65: la buena salida de cuarto se fue diluyendo y todos los errores de la primera mitad se reprodujeron en este tercer periodo.

Cal y arena para empezar el último cuarto: buenas acciones ofensivas de Vicedo, Kadji y Pressey… pero cuarta personal de los dos últimos. Aun así, Dzkic los mantuvo. 59-69 a 7:22.

Al 2+1 de Kadji respondía Todorovic con un triple (63-74, 6:01). Telegrafiaba Brizuela la asistencia para el mate del camerunés (65-74). Tiempo muerto visitante. Quedaba partido.

¡BRIZUELISMO! Un triple de «la mamba vasca» abría de nuevo el partido: 71-74 a 4:15 para acabar. Rugía el Palacio.

Llegó la inevitable quinta personal de Pressey y anotaron un triple llorando: 71-77. Dos tiros libres de Brizuela ponían el 73-77. No se rendía Morabanc: mate de Diagne: 73-79.

El triple de Dangubic que ponía el 76-79 a falta de 2:18 demostraba que este Movistar Estudiantes es un equipo muy correoso. Pero tras tiempo muerto no supo culminar: Morabanc Andorra no perdonó y el resultado final fue incluso demasiado abultado para la lucha que mostró el conjunto local: 79-87.


Estadísticas completas