Victoria de oficio en Málaga (62-67)

26 octubre 2019

Movistar Estudiantes asaltó la cancha del Unicaja, pero para ello tuvo que tirar mucho de oficio y paciencia en un partido muy trabado. La tercera victoria de la temporada en Liga Endesa, primera lejos de casa, llegó tras una semana complicada, y con protagonismo muy repartido.

Victoria de oficio en Málaga (62-67)

Movistar Estudiantes tuvo que tirar mucho de oficio y paciencia para conquistar la tercera victoria de la temporada en Liga Endesa.

Finalmente Darío Brizuela, que era duda, pudo salir de inicio (con la camiseta fosforita), junto a Pressey, Vicedo, Kadji y Arteaga. Fue el pívot conquense el encargado de abrir un marcador que apenas se movió en un primer cuarto de «catenaccio»: 6-6 tras 7 minutos. Scrubb dio algo de fluidez ofensiva para que Movistar Estudiantes se fuera con una corta ventaja: 8-13.

Arroyo, Scrubb, Vicedo, Dukan y Palacios acabaron el primer cuarto e iniciaron el segundo, que fue el «capi» quien abrió: 8-15. Empezaron a entrar los triples: Dukan desde la esquina y Dangubic frontal ponían el 13-21. Sin embargo, Unicaja se acercó y Dzikic lo frenó, tiempo muerto con 18-21 mediado el periodo.

Pressey anotaba de tres (20-24). Brizuela anotaba de tres (22-27). Kadji anotaba de tres (22-30). Y con un triple de Adams se llegaba al descanso: 25-30.

Arteaga fue el protagonista tras el paso por vestuarios: sus compañeros le encontraban bien para que reventara el aro (27-34), pero al protestar por una falta poco clara, le pitaron técnica: con 4 faltas quedan 17 minutos de partido.

Sin embargo, Movistar Estudiantes hiló los mejores minutos del partido (2+1 acrobático de Pressey, triple de Kadji…) para espantar la maldición del tercer cuarto y ponerse +11: 28-39. Misma ventaja con la que, gracias a buenas canastas de Palacios o Scrubb, se llegó al final de cuarto: 41-52.

Unicaja salió con el cuchillo entre los dientes para empezar el último cuarto: 7-0 de salida y en apenas dos minutos, Dzkic tuvo que pararlo: 48-52.

«Se masca la tragedia» hubiera cantado la Demencia de hace unos años viendo cómo se ponía la cosa (desconocemos qué cantó la que se desplazó al Carpena, pero seguro que fueron por ahí los tiros). Pero no solo la Demencia es la madre de la ciencia: también la paciencia. Esa virtud sería el auténtico MVP de Movistar Estudiantes en esta primera victoria lejos del WiZink Center.

Un matazo de Dangubic levantaba a todo el banquillo colegial (51-56). Dos seguidas de Juan Palacios daban de nuevo 7 de ventaja a los del Ramiro (53-60).

Y aunque a 1:12 para acabar se pusieron a cuatro, dos viejos conocidos que defienden la camiseta de Unicaja hicieron sendos «favores» a su ex equipo: Jaime Fernández cometió falta de tiro a Brizuela cuando lanzaba de tres: los tres tiros libres, dentro. Y en la siguiente, Carlos Suárez seleccionó mal su tiro y ni tocó aro, sentenciando así el encuentro: 62-67.

Una victoria de oficio para Movistar Estudiantes, la primera como visitantes, que hace que el balance en Liga Endesa sea de 3-3.

Ahora, tras dos partidos seguidos lejos de Madrid, tocan dos en casa: el domingo 3 de noviembre en el «programa doble» con motivo del 30º aniversario de los equipos femeninos del club, a las 17:00h recibe a Iberostar Tenerife. Y el domingo 10 de noviembre a las 12:30h, turno para Morabanc Andorra. Entradas en www.movistarestudiantes.com/entradas .


ESTADÍSTICAS COMPLETAS