GRACIAS, Mariana. Movistar Estu y la gran capitana separan sus caminos deportivos

30 junio 2020

Movistar Estudiantes y Mariana González separan sus caminos deportivos la próxima temporada 2020-21. La pívot, jugadora con más partidos en la historia del club, ha preferido no continuar en máxima categoría por “no poder compaginar como a mi me gustaría tanto jugar en Liga Femenina 1 como dedicarme a mi profesión”. Desde Movistar Estudiantes solo podemos tener palabras de agradecimiento, admiración y respeto por Mariana, y adelantamos que se está trabajando en realizar diversos actos de homenaje a alguien que siempre será más que una jugadora.

GRACIAS, Mariana. Movistar Estu y la gran capitana separan sus caminos deportivos

Aunque sabíamos que antes o después tocaría dar esta noticia, no por ello deja de ser extraño cuando llega el día, tras 15 años. Este 30 de junio de 2020 comunicamos que  Movistar Estudiantes y Mariana González separan sus caminos deportivos la próxima temporada 2020-21.

Tal y como explica la propia Mariana en la entrevista que acompaña a esta nota, la jugadora ha decidido no continuar vistiendo la camiseta colegial la próxima campaña en LF Endesa, por “no poder compaginar como a mi me gustaría tanto jugar en Liga Femenina 1 como dedicarme a mi profesión (fisioterapia).

 “La sensación de estar haciendo las cosas a medias o no poder dar todo de mi no me gusta (…) Un Liga Femenina 1 se merece emplear todo el tiempo en físico, balón, estar descansada, tener la cabeza en el equipo… y creo que eso no soy capaz de darlo trabajando a la vez”, explica la gran capitana de las “women in black”.

Una leyenda tras 16 temporadas

Mariana González es, solo con los fríos datos estadísticos en la mano, una jugadora de leyenda en Movistar Estudiantes.  Es la jugadora con más partidos en la historia del primer equipo femenino del Estu, un total de 295, de los cuales 57 han sido en máxima categoría; a los que habría que sumar sus partidos en el filial de Primera Nacional y el equipo junior.

16 temporadas desde que llegó en edad junior procedente del Colegio Capuchinos, 2 ascensos a LF1 (2008 y 2017), 1 título de Liga Femenina 2 (2008), 2.468 puntos, 1.493 rebotes, 356 asistencias, 1.936 puntos de valoración… son datos y estadísticas que apenas explican por encima por qué la “10” es un símbolo de Movistar Estudiantes y un ejemplo para cientos de niñas de la cantera.

[15 FOTOS DE LA 10, por Juan Pelegrín]

Todo ello, compaginándolo primero con sus estudios y después con su trabajo de fisioterapeuta en el Centro de Fisioterapia del Club Estudiantes, por lo que en cierto modo también es cantera colegial más allá de la pista.

Desde Movistar Estudiantes solo podemos tener palabras de agradecimiento, admiración y respeto por Mariana González; y aunque no vaya a jugar con nuestro club en LF Endesa, no nos despedimos de ella sino que seguimos considerándola “una de las nuestras”, aunque vista otra camiseta. “He dejado la puerta abierta a seguir jugando, pero por supuesto en otras categorías. Nunca en la vida jugaría contra Estudiantes, no podría”.

Cuando la situación sanitaria, social y deportiva lo permita, Mariana González recibirá el merecido homenaje por parte de toda la familia de Movistar Estudiantes y su afición, que seguro que estará a la altura de su trayectoria. Por ejemplo, en los próximos meses se estrenará el documental en el que desde el club se lleva trabajando dos temporadas.

Homenaje en redes: #GraciasMariana

Pero para empezar, invitamos a los usuarios de las redes sociales a dejarnos su mensaje de agradecimiento a la gran capitana con la etiqueta #GraciasMariana en Twitter o Instagram, citando a las cuentas del club ( @MovistarEstu ) para que se los hagamos llegar. Fotos, vídeos, texto… todo es bienvenido.

Por si faltaran motivos, esta es la última entrevista a Mariana González como  jugadora de Movistar Estudiantes. Escúchala o léela con calma. Es historia pura del Estu.


Ha debido ser difícil tomar la decisión de no seguir en Movistar Estudiantes en LF1, ¿cuáles son los motivos?
Ha sido una decisión dificilísima, de las más duras de mi vida. La gente que me conoce lo sabe bien y lo ha padecido, pero creo que es la decisión correcta. El motivo es no poder compaginar como a mi me gustaría tanto jugar en Liga Femenina 1 como dedicarme a mi profesión. Esa sensación de estar haciendo las cosas a medias o no poder dar todo de mi no me gusta, soy bastante exigente en ese sentido y lo paso mal. Ya lo he vivido y no llegar a dar todo creo que no es legal por mi parte. Un Liga Femenina 1 se merece emplear todo el tiempo en físico, balón, estar descansada, tener la cabeza en el equipo… y creo que eso no soy capaz de darlo trabajando a la vez.

«Ha sido una decisión dificilísima, pero no sería capaz de llegar a todo como me gustaría»

 No es una retirada, sino que vas a seguir jugando. Será raro, pero una cosa que sí tienes claro es que no quieres “pasar el trago” de jugar contra el Estu…
No, no, nunca en la vida jugaría contra el Estu, me lesionaría o haría algo. Sí he dejado la puerta abierta a seguir jugando, porque no quiero dejarlo del todo. Simplemente pienso que no puedo darlo todo en Liga Femenina 1, la decisión es  por eso. La gente que me conoce sabe que soy algo veleta con estos temas y por eso dejo esa puerta abierta, pero por supuesto en otras categorías, no en Liga Femenina 1. Nunca en la vida jugaría contra Estudiantes. La idea es quitarme un poco el mono de baloncesto después de un año tan raro.

Pero tranquilicemos a tus pacientes del Centro Médico… sí sigues como fisio en Magariños, esta seguirá siendo tu casa, aunque no botando el balón…
Seguiré ahí torturando a mis pacientes, sí. Sigo vinculada de esta manera, y de otras muchas, al Magariños, aunque no juegue.

Vayamos al final, ¿esta puede ser la temporada más rara de tu carrera?  El equipo como un tiro, la mejor racha de la historia de Movistar Estudiantes, todo el club conjurado para conseguir el ascenso… y pum, coronavirus, incertidumbre y un ascenso en los despachos. ¿Cómo lo viviste?
Ha sido la temporada más extraña que hemos tenido todos. El año iba genial, se habían hecho las cosas para que fuera así, no era una sorpresa, es lo que se había trabajado, todo el mundo implicado, la gente apoyando. Era un año perfecto, nos decíamos “cómo vamos a disfrutar en la fase”.  No ha podido ser, y hay tristeza por ese punto, por no poderlo vivir. Hay alegría por haber ascendido, pero no te voy a engañar: no van a estar esos recuerdos ahí, ni la resaca del día siguiente. Pero estamos contentas, hemos conseguido el objetivo aunque sea de manera extraña.

«Estaba siendo un año perfecto, y aunque estamos contentas por el ascenso, es extraño»

Voy a leerte tus números

  • Debut en primer equipo: temporada 2007-08
  • 1 campeonato de Liga Femenina 2 (2008)
  • 2 ascensos (2008 y 2017)
  • 295 partidos (57 en LF1,  238 en LF2)
  • 6011.42 minutos
  • 2468 puntos
  • 1493 rebotes
  • 356 asistencias
  • 293 balones robados
  • 64 tapones
  • 968 faltas cometidas
  • 564 faltas recibidas
  • 1936 valoración total 

… ¿cómo te quedas?
Suenan muy bien. Nunca he sido de mirar números, alguna amiga mía como Sara Vita se reía de mí porque no sabía leer las estadísticas. Esos números sobre todo revelan todo el tiempo que me he pasado en Estudiantes, toda mi vida deportiva. Lo que reflejan es que he estado muchos años en el club.

No se ve en los números y es difícil de mostrar, pero algo de lo que podrías estar muy orgullosa es de haber sido uno de los rostros más reconocidos del Movistar Estudiantes femenino, y sobre un ejemplo para las niñas de la cantera… debe ser algo muy bonito.
Sí, es una de las cosas más bonitas que me llevo, el trato con las niñas. El caminar por el Magariños y que te saluden, como ahora que están de Campus de verano que vas por la grada y siempre oyes un “hola Mariana”. Es bonito y  es un reflejo de eso que acabamos de ver: llevo mucho tiempo en el club, y al final a la fuerza te tienen que tomar como referente. He intentado implicarme todo lo que he podido con la cantera, intentando ser accesible y hablar con ellas y con ellos. Estoy contenta de haber llevado a cabo este papel.

Sabiendo lo tímida que eres, esto de haber sido uno de los rostros conocidos tiene mérito… has sido portavoz de los grandes hitos recientes, y al principio nos rogabas que no te entrevistáramos.
(Risas) ¡Es más culpa vuestra que mía, me habéis obligado! Creo que he madurado un poco, al principio lo pasaba fatal, pero es una parte más de esto y es bonita. Con estas cosas se puede llegar a la gente y mostrar que detrás hay personas que se dejan la piel. Alguien tiene que hacerlo, y cuando me ha tocado, encantada.

«Una de las cosas más bonitas que me llevo es ese trato con las niñas de la cantera»

Cuando llegaste, siendo junior, desde tu cole, Capuchinos, ¿qué soñabas conseguir en el baloncesto?
Soñaba con jugar. Esa temporada se deshace el equipo de mi colegio, y fui de las últimas en llegar en junior cuando estaban los equipos formados. Mi único objetivo era jugar, sin saber hasta cuando, sin pensar en ser profesional. Mis compañeras de generación me lo recuerdan: que fui de las últimas en llegar y soy de las pocas que sigue jugando. Siempre me lo recuerdan. Mi fin era simplemente jugar y conocer lo que era el Estudiantes. Creo que lo he hecho.

¿Cuáles han sido los mejores y peores momentos, deportivamente hablando?
Los mejores, sin duda, ya sabes… Pero bueno, ya el primer año junior fue inolvidable, porque en mi colegio nunca había jugado Campeonato de España ni sectores. Para mi ese año fue increíble, con la gente, esos viajes, torneos…

Por supuesto, mi top es la fase de ascenso de León 2017. Mira que el partido del WiZink Center es super especial, pero me quedo con León. Los momentos que compartimos ahí con la gente y el equipo, esa ilusión. Lo que creamos allí se va a quedar para siempre.

¿El peor? Tengo poca memoria para las cosas malas. Seguramente cuando Fito sale del equipo, esa temporada y sobre todo ese momento fueron duros para mi.

«Ya desde el primer año, siendo junior, hubo buenos momentos. Pero el top 1 es León 2017»

Aunque Movistar Estudiantes lleva 30 años teniendo masculino y femenino, la situación económica ha hecho que no siempre se pudiera apostar por la igualdad de condiciones para ambos equipos. Tú has vivido esta evolución ¿cómo la valoras?
Evolución ha habido, por supuesto, bestial. Hemos conseguido conseguido dar un pasito adelante e ir consiguiendo cosas. Que la gente se interese más, mejoras económicas aunque quede muchísimo por andar. Quizá este parón nos ha frenado un poquito, pero hay que seguir luchando por ello y que las que vengan sigan luchando a tope. Hubo años de sequía total, de pasar sin pena ni gloria. Se ha notado evolución.

Y pasamos de “sin pena ni gloria” a vivir cosas como los partidos en el WiZink Center, especialmente el primero cuando se bate el récord de asistencia,  que fueron históricos para el club y para el deporte femenino en general. ¿Cómo lo viviste?
Buah, en el primer partido que jugamos en el WiZink no me lo creía, lo digo mucho, no te lo crees hasta que no lo vives. Pero una vez allí te entraba un cosquilleo en el estómago al ver cómo estaba, todo el mundo animando… es increíble. Estoy feliz de haber formado parte de este hito histórico para el deporte femenino, lo viví con muchísimo emoción. Al salir estaban mis amigos, mis familiares… y no estaba quieta, todo el rato feliz.

Y que este año se repitiese es más importante todavía, te concentras más aún, te sientes con más responsabilidad. Como que te lo has ganado, que ahora es de verdad, que la gente viene por verte, no por hacerte el favor en una fecha especial. Creo que incluso lo disfrutamos más que el primer año que fue tan raro y emocionante que casi no puedes ni disfrutarlo.

Desde hace dos temporadas se está trabajando en un documental sobre ti, ¿nos puedes contar algo?
Cuando me lo propone Tomás (el encargado de audiovisuales del club), como soy tan vergonzosa, lo único que pedí es no tener que hablar ni salir mucho más allá de jugando. Sé que va a ser brutal, porque es un profesional como la copa de un pino que cuenta con otros profesionales iguales o mejores. Por lo que he hablado con él  sé que va a ser muy guay, no sé muy bien cuándo saldrá pero sí sé que está trabajando en ello como un bestia y me ha dicho que voy a flipar. Estoy feliz porque va a ser un documento que voy a tener ahí, que me va a dejar volver a vivir muchas cosas de estos años. Creo que va a ser brutal, aunque no sé mucho más, espero que todo el mundo le guste verlo.

¿Este sería el final que te gustaría para el documental, dejando a Movistar Estudiantes en LF1?
Era uno de mis objetivos, claro, que cuando dejase el Estu, lo dejase en Liga 1, que es donde merece. No es el final que me hubiera gustado porque faltan imágenes de la fase de ascenso, pero bueno, el final es el que es: Estudiantes donde merece y donde debe estar muchos años.

¿Te veremos en el Magariños animando?
Por supuesto, en el Magariños, en el WiZink. Yo sigo siendo del Estu, para siempre.

«Sigo siendo del Estu. Para siempre»

Para terminar, ¿algún mensaje que quieras dejar, alguna despedida?

Despedirme… no sé, voy a seguir viendo a la gente y yendo al Magariños. Simplemente agradecer a toda la gente que me ha acompañado estos años, que ha creído en mi y me ha animado. Todo lo he hecho por disfrutar y hacer feliz a la gente.  Muchas gracias a todos, nos veremos seguro.