¡Gracias Paula! Palomares no sigue en Movistar Estudiantes

16 junio 2020

La base Paula Palomares (1.74m, 1984) no continuará en Movistar Estudiantes el próximo curso en LF Endesa. Tras una temporada “muy dura mentalmente” por su lesión y “no poder aportar”, la canterana seguirá jugando en otro club de LF2. “Lo mejor de esta etapa es que recuperé la ilusión por jugar. La temporada que viene seré la fan número 1 en las gradas del Magariños”. El club quiere agradecer a Paula su trabajo y le desea la mayor de las suertes.

¡Gracias Paula! Palomares no sigue en Movistar Estudiantes

La jugadora Paula Palomares finaliza su segunda etapa en Movistar Estudiantes, y no continuará la próxima temporada en LF Endesa. La base pasó todo este curso trabajando con los servicios médicos del club en la recuperación de su lesión y no se retira, sino que seguirá jugando en otro club de Liga Femenina 2.

Palomares regresó a Movistar Estudiantes, el club con el que debutó con 17 años tras formarse en su cantera, mediada la temporada 2018-19. Lo hizo tras pasar por clubes de LF1 y LF2 como Real Canoe NC, Mann Filter Zaragoza, Obenasa Navarra, Stadium Casablanca o Fundal Alcobendas; ser una de las primeras mujeres en participar en el concurso de triples ACB o ser internacional 3×3 con España.

Movistar Estudiantes quiere agradecer a la jugadora su trabajo, entrega y pasión; y le desea la mayor de las suertes en su nueva etapa.

La propia jugadora explica su decisión y se despide de la afición colegial en esta entrevista.

Llevas muchas temporadas a tus espaldas, pero probablemente esta tenga muchas papeletas para ser la más extraña, ¿no? Esa lesión tan inoportuna, el trabajo de recuperación, vivirlo en el banquillo, y cuando ves la recta final… cancelación de temporada por coronavirus, ascenso un tanto raro…
Pues sí, un año muy raro, creo que nadie ha vivido esto… Si encima lo llevas a mi lesión y las ganas que tenía de volver a jugar… personalmente ha sido un año para olvidar.

¿Cómo ha sido ese trabajo de recuperación, mano a mano con los médicos y fisios del club?
Ha sido muy duro, me ha costado mogollón, ha habido complicaciones. Ver el equipo que había, cómo jugaban y cómo disfrutaban, y aunque era parte del equipo, tenía que entrenar aparte y no he podido disfrutar con ellas. Mentalmente ha sido una de mis temporadas más duras.

«Mentalmente ha sido muy duro no poder aportar»

Sin embargo te veíamos muy positiva, como una más, en todos los partidos, entrenamientos, actos públicos… pero sin poder jugar, seguro que te mordías las uñas… ¿sientes este ascenso también como tuyo?
Sí siento este ascenso como mío, porque era parte del equipo, pero no he podido colaborar, ni hacer vestuario porque estaba aparte trabajando en mi lesión. La presión iba por dentro, en el banquillo lo vivía porque me gusta el baloncesto, se disfruta viéndolas jugar, pero me mordía las uñas. Es una impotencia estar en el banquillo sin poder aportar absolutamente nada es complicado para una deportista, es peor a estar y que no te saquen.

¿Y ahora cómo estás de esa lesión?
Pues en ese sentido me ha venido bien que se cancelara la temporada y el preolímpico, porque me puse mucha presión para poder llegar a tiempo y regresar. Es como si la rodilla hubiera visto que ahora hay tiempo, me he relajado y podido hacer mucho más trabajo específico. Ahora faltaría probar algunas cosas en pista, y estaría preparada para jugar.

El ascenso has preferido no disfrutarlo, ¿no te ves con fuerzas de asumir el reto de volver a la máxima categoría?
La verdad es que no: primero por mi situación deportiva porque sería un año para volver a coger confianza. Necesitaría jugar y la LF1 es muy exigente y no sé cómo iba a responder ni a tener los minutos que necesitaba para ello. Pero el factor más importante para no seguir en el club es mi hija, jugando en LF2 ya la veo poco, con LF1 que tiene más exigencia, y desplazamientos… la vería menos. Desde que nació es mi prioridad y desde entonces he preferido jugar en la segunda categoría.

«No me veía de nuevo en LF1: por mi situación deportiva y por mi hija»

Pero no es una retirada, sino que vas a seguir jugando en Liga Femenina 2…
Sí, sí, no es una retirada. Voy a seguir jugando, tengo un objetivo que son las olimpiadas.

Sí, porque dentro de todo lo malo que ha traído la crisis del COVID, a ti te ha dado la oportunidad de seguir luchando por el sueño de ser olímpica en 3×3 en 2021…
Este año a los Juegos hubiera llegado muy justita, de haber llegado. Ha sido un chute de adrenalina, volver a tener ganas y ambición. Luchar por ser olímpica es la mayor motivación que puede tener una deportista.

Cuando regresaste a Movistar Estudiantes, dijiste que a tu padre le hubiera gustado verlo. ¿Cómo crees que hubiera valorado tu segunda etapa en el club?
Desde que me fui de Estudiantes en la primera etapa me decía “tienes que volver, nunca has jugado como en el Estu”. Y sé que este año hubiera sufrido por mi lesión, en mi anterior lesión de rodilla creo que él sufrió más que yo. Hubiera estado contento de verme volver a casa, eso sí.

«Volver a Movistar Estudiantes me recordó la pasión por el baloncesto»

¿Qué ha sido lo mejor en esta temporada y media de vuelta a casa?
Lo mejor ha sido recuperar la ilusión por jugar, porque cuando me retiré estaba algo cansada y solo pensaba en disfrutar de mi familia. Me recordó la pasión por el baloncesto, donde empezó todo, recordar la infancia. Me ha movido muchos recuerdos volver a jugar en el Magariños, me ha gustado mucho volver. Me hubiera gustado retirarme en Estudiantes, siempre lo dije, pero por estas circunstancias de la vida no ha podido ser así. Pero el Estu está donde merece estar, en Liga Femenina 1, ha trabajado muchos años para ello.

¿Te veremos, si el coronavirus nos deja, en las gradas del Magariños?
Por supuesto, seré la fan número 1 de Movistar Estudiantes.