LF: Año nuevo, misma vida (55-82)

17 enero 2021

Tras dos aplazamientos, Movistar Estudiantes volvió a jugar en Liga Femenina Endesa por primera vez en 2021… y se vio que ni el parón obligado ni el año nuevo han cambiado la cara a las “women in black”. Aunque empezaron faltas de ritmo y no estaba Nyingifa, las colegiales mostraron sus señas de identidad. Un parcial 6-27 en el tercer cuarto sentenció el encuentro. ¡La victoria 12+1 llegó en el Pabellón Ángel Nieto!

LF: Año nuevo, misma vida (55-82)

¿Quién diría que Movistar Estudiantes llevaba 23 días sin poder jugar, que el partido era a la hora de comer y que faltaba una de las jugadores más importantes? Viendo el resultado final, nadie. Pero quizá viendo la primera mitad sí se podría decir.

Empezaban el partido Gretter, Carter, Raman, Knight y Da Silva. Y se notó en ese arranque la falta de ritmo de las “women in black”: Quesos el Pastor tomó las primeras ventajas en un arranque poco fluido, 8-3. y encima, Leslie se cargó pronto de faltas.

La cosa se animó en la segunda mitad del primer cuarto. Vivians y Gidden de tres por las locales, y pese a las buenas contras de Movistar Estudiantes (13-10) tocó pedir tiempo muerto porque las locales seguían mandando: 17-10.  El periodo terminó con 21-16.

Aunque el Zamarat salía a morder como si no hubieran desayunado, Movistar Estudiantes estaba bien plantado. Cinco puntos consecutivos de una intensa Carmen Grande acercaron a las del Ramiro: 25-21. Arica Carter lo reducía más con un contraataque de pilla, 27-25 y tras tiempo muerto un triplazo de la estadounidense daba la primera ventaja a las “women in black” (27-28).

Ya había vuelto Movistar Estudiantes. Esto ya nos sonaba. Pese a la ausencia de una jugadora tan importante como Atonye Nyingifa, el bloque funcionaba. Buena defensa. Dominio del rebote. Se erraban tiros, pero se podía volver a tirar: 27-32. Pero las de casa demostraron que este no iba a ser un partido fácil: 34-36 al descanso.

Arica Carter no se enfrió tras el paso por vestuarios: un triple suyo abría la segunda mitad. Era un tercer cuarto duro, pesado, con presión defensiva desde el saque… y Movistar Estudiantes logró sentirse a gusto y construir el contraataque así. Tras cuatro minutos, las locales se veían obligadas a pedir tiempo muerto con 38-46.

No les sirvió: parcial de 0-6, con los mismos ingredientes por parte de Movistar Estu, y nuevo tiempo muerto con 38-52. Que tampoco sirvió. Las del Ramiro habían puesto la directa y este tercer cuarto era suyo: el parcial de 6-27 lo decía todo, casi tan nítidamente como el 40-63 que mostraba el electrónico del pabellón Ángel Nieto.

Como si fueran en la moto del recordado 12+1 veces campeón del mundo, las “women in black” seguían a toda velocidad: 43-66 tras triple de María Espín. 45-70 tras asistir Cristina Mato a Sofía da Silva. 51-75 tras respuesta de Leslie Knight…

Y así, con un 55-82 final, en el Pabellón Ángel Nieto llegó la 12+1 victoria (¡qué carajo, 13ª! En el Estu el 13 es número fetiche, que pregunten a Azofra o Ygueravide!) de un Movistar Estudiantes que ha demostrado que para ellas el refrán debería ser “año nuevo, misma vida”.

El viernes 22 toca ir recuperando partidos: viene al Movistar Academy Magariños, si no hay inundaciones, terremotos o apocalipsis zombies, el Kutxabank Araski, para disputar el partido aplazado de la jornada 20.


ESTADÍSTICAS COMPLETAS