LF: Carmen Grande, primer fichaje para Movistar Estu

19 junio 2020

El regreso de Carmen Grande (base, 1,76m., 1997) es el primer fichaje de Movistar Estudiantes para la Liga Femenina Endesa 2020-21. Tras brillar en NCAA, batiendo récords de asistencias, vuelve a España en la que ya fue su casa durante su formación.

LF: Carmen Grande, primer fichaje para Movistar Estu

La base madrileña Carmen Grande (1,76m., 1997) vuelve a casa. Tras un muy exitoso periplo por la NCAA, donde ha brillado en todas las temporadas disputadas, Movistar Estudiantes será primer equipo post-universitario para la directora de juego.

Tras las renovaciones de Alberto Ortego y María Espín, es la tercera pieza del proyecto de Liga Femenina Endesa 2020-21 de Movistar Estudiantes.

Grande dio el paso a la NCAA tras unas impresionantes temporadas en el baloncesto madrileño. Después de sus inicios en Tres Cantos, llegó a Estudiantes, y dio un paso por Rivas antes de saltar el charco.

En el basket regional acumula títulos FBM y medallas en los Campeonatos de España, pero también fue el lugar de sus primeros contactos con el baloncesto profesional. Y es que Carmen Grande llegó a debutar en Liga Femenina 2 con Tuenti Móvil Estudiantes y en Liga Femenina con Rivas Ecópolis.

Ya en Estados Unidos, tres temporadas Ball State y una en Ohio State avalan su grandísimo rendimiento. En Ball State, no salió desde el banquillo ni una sola vez (96 partidos), dejando muy buenas sensaciones y estadísticas desde su primer año.

Si alguno fue especialmente bueno, ese fue el tercero, su año senior (2017-18). Con 11,5 puntos, 3,8 rebotes, 2,6 robos y ¡9,2 asistencias! Carmen Grande terminó la temporada como segunda máxima asistente de la NCAA. Además, fue elegida en el tercer equipo y en el primer equipo defensivo de la Mid-American Conference.

Pero más allá de todo esto, Carmen Grande se convirtió en una de las mejores jugadoras de esta universidad. Siempre entre las 5 mejores pasadoras del país, se convirtió en la mayor asistente de la historia de Ball State, liderando a un equipo que, durante los 96 partidos que disputó, obtuvo un récord de 68-28.

Su último año de NCAA transcurrió en Ohio State. Allí compaginó una temporada en la que siguió ofreciendo un gran rendimiento con su Máster en ingeniería.

Ahora, de vuelta en España, espera «disfrutar y representar lo mejor posible a Movistar Estudiantes».


¿Qué supone volver a España tras brillar en la NCAA?

Volver a España es volver a casa, traer de vuelta todo lo que he aprendido en Estados Unidos y la NCAA estos años y adaptarlo al juego español. También significa volver a estar con mis amigos y familia y rodeada de la gente con la que crecí, lo cual me hace mucha ilusión después de tantos años fuera.

Además, vuelves a Movistar Estudiantes, uno de los lugares donde te formaste, ¿qué sientes?

El Estu siempre ha sido un club en el que me he sentido muy bienvenida y acogida, y no me imagino mejor manera de volver a Madrid que volver al Estu. Es volver al baloncesto en el que me formé pero añadiendo todo lo que he aprendido y las experiencias que he vivido. Tengo muchas ganas de estar en Madrid y de representar al equipo femenino de Movistar Estudiantes.

¿Qué esperas de este proyecto y esta temporada?

Espero disfrutar mucho tanto en entrenamientos como en partidos y espero que el equipo se entienda bien y seamos capaces de representar al Estudiantes de la mejor manera posible. A la vez, tengo muchas ganas de simplemente disfrutar de este deporte en casa y con este equipo y este club.