LF2: A por la quinta en la vuelta al Magata (sábado 18:00)

8 noviembre 2019

Las Women In Black de Movistar Estudiantes reciben este sábado, a las 18:00 en el Magariños, al Patatas Hijolusa de León, con el objetivo de lograr la quinta victoria de la temporada, cuarta consecutiva, y asentarse así en los puestos de arriba. Alberto Ortego, técnico colegial, advierte que es un partido difícil, ya que León «tiene un quinteto potente». Además, espera ver un Magariños lleno para la ocasión.

LF2: A por la quinta en la vuelta al Magata (sábado 18:00)

Tras la fiesta del domingo pasado en el WiZink Center, que se saldó con una gran victoria ante 6283 espectadores, Movistar Estudiantes vuelve este sábado, a las 18:00 horas, a su feudo habitual, el Polideportivo Antonio Magariños, y lo hace recibiendo al Patatas Hijolusa de León.

«No hemos tenido que cambiar el chip tras lo del WiZink, fue una experiencia bonita y ahora toca seguir adelante. Hemos tenido una semana normal, con entrenamientos normales y queremos aprovechar que volvemos a jugar en casa», asegura Alberto Ortego, técnico de Movistar Estudiantes, sobre como afrontan las Women In Black el choque correspondiente a la sexta jornada de Liga Femenina 2.

Las ramireñas llegan a este partido en un buen momento de forma, tal y como demuestran las tres victorias conseguidas de manera consecutiva. Eso sí, los tres últimos rivales han sido equipos de la zona baja del grupo A, por lo que tampoco hay que lanzar las campanas al vuelo. El Patatas Hijolusa será una prueba importante de cara a ver como están las Women In Black.

«Estoy contento con lo que he visto, pero también hay que ser conscientes de que no vamos a tener muchos más partidos como el del otro día. Hemos jugado contra tres equipos de los que estarán en la zona baja, y ahora, empezando por León, nos llegan los equipos de mitad de tabla para arriba, y ahí vamos a ver mejor cuál es el nivel real en el que estamos», señala el técnico de Movistar Estudiantes.

León, un quinteto potente pero con un banquillo corto

El Patatas Hijolusa de León es de esos equipos que a principio de temporada estaba llamado a estar en la parte alta de la tabla, y de momento en cierta manera están cumpliendo con esas expectativas.

Llegan al Magariños con un balance de 3 victorias y 2 derrotas, cosechadas ambas fuera de casa y con rivales potentes como Leganés y Celta. Eso sí, en las victorias tampoco han terminado de dejar sensaciones positivas, superando a equipos de la parte baja como Cortegada, Pozuelo y Arxil.

«Quizá sus resultados no han sido todo lo buenos que ellas esperaban. Pero no me quedo con los resultados, si no con la plantilla que tienen, ya que en cualquier momento pueden revertir la situación y encadenar buenos resultados. Es un partido peligroso«, advierte Alberto Ortego antes de analizar más profundamente los peligros del Aros León.

«Boquete es su referencia, pero también tienen una base como Benet, que tiene mucha experiencia y varios ascensos a su espalda. Su juego interior es bueno, y por fuera una jugadora como Aponte que si coge la racha te hace mucho daño. Son pocas jugadoras, pero las que son, son fuertes. Y además estamos en la jornada sexta, por lo que ese posible cansancio por una plantilla corta no se nota».

La referencia ofensiva del equipo leonés es la argentina Andrea Boquete, una jugadora con experiencia en LF1, y que promedia 19,6 puntos y 8,6 rebotes en estos cinco partidos disputados. Su compatriota Julieta Mungo es también una amenaza importante, tal y como demuestran los 12 puntos y 7,4 rebotes que promedia. La batería interior la completa Yaiza Lázaro, que promedia 10,8 puntos y 5 rebotes.

Por fuera, la columna vertebral del equipo dirigido por Beatriz Pacheco está formada por la experimentada Patricia Benet (9,6 puntos, 3 asistencias y 12 de valoración) y una francotiradora como Claudia Aponte (7,6 puntos).

«Tenemos la ambición de ver el Magariños lleno»

Tras la fiesta y el éxito de asistencia del pasado domingo en el WiZink, una bonita meta sería ver este sábado el Magariños lleno a las 18:00 horas para ver a las Women In Black, algo que sin lugar a dudas ayudará y mucho en el objetivo de sumar la quinta victoria de la temporada.

«Ojalá podamos ver un Magariños lleno. Cuando metes 6000 personas en el WiZink, que menos que aspirar a ver Magariños lleno, tenemos esa ambición. Jugamos a las 18:00, que aunque no es nuestra hora habitual, es una buena hora. Y siempre lo digo, cuando Magariños está lleno aprieta mucho», asegura Alberto Ortego.

El partido está incluido en el abono de temporada 2019-20 de Movistar Estudiantes. Además, la entrada será gratis para los menores de 18 años, y para el resto de público hay entradas a la venta a un precio de 5 euros.