Esfuerzo sin recompensa (73-77)

9 febrero 2020

Es un tópico, pero es lo que pasó: Movistar Estudiantes se esforzó y dio todo ante Valencia Basket para darle la vuelta al marcador (32-41 al descanso) en una intensísima segunda mitad. Y parecía tenerlo con el 73-67 a falta de tres minutos. Pero los colegiales no supieron cerrar el encuentro,

Esfuerzo sin recompensa (73-77)

Inserte aquí su tópico favorito: el propio titular de la crónica ya lo es: «esfuerzo sin recompensa». «Jugamos como nunca perdimos como siempre». Y cosas así. Pero es que, sin que sirva de precedente ni excusa, es lo que mejor resume la derrota de Movistar Estudiantes ante Valencia Basket por 73-77.

Los colegiales, espoleados por casi 9000 personas un domingo por la noche y por la presencia de las leyendas del 2000, no empezaron bien ante el euroliguero Valencia (11-21 en el primer cuarto, 32-41 al descanso).

Pero intensos, con garra, metidísimos en el partido y liderados en ataque por Avramovic (15 puntos) dieron la vuelta al marcador en la segunda parte: 73-67 quedando tres minutos. Pero Valencia echó mano de sus estrellas para obligarnos a titular la crónica con un topicazo. Demasiada crueldad. ¿Es por lo de Tanoka hace 20 años, verdad?

Tras la historia, el presente. Pressey, Avramovic, Dangubic, Palacios y Arteaga eran el quinteto inicial de Movistar Estudiantes en un partido que empezó con poco ritmo: (6-7 mediado el cuarto). Hasta que llegó un histórico ACB, San Emeterio, para darle ventaja al Valencia (8-17).

Rotaba Zamora para intentar que los suyos tuvieran la intensidad necesaria ante un equipo Euroliga como el taronja, pero venían rodados: 11-21.

Un triple de Scrubb abría el segundo cuarto, pero ahora apareció Vives para que Valencia Basket se moviera con comodidad en el marcador: 14-31 tras tres minutos y medio.

Momento defensa y a falta de canastas en la zona (3/15 en tiros de dos en la primera mitad), triples para recortar. Con protagonistas que echábamos de menos, como Edgar Vicedo.  Tres canastas desde fuera casi seguidas del capitán metían a Movistar Estu en el partido: 30-37.

Pero los del Turia seguían  con el modo competitivo puesto: al descanso, mandaban por 9: 32-41. Bueno, casi como hace 20 años en aquel partido de Vitoria…

¿Que en la primera mitad no habías metido casi de dos? Dos mates (Kadji y Dangubic) para empezar: 36-41. Paciencia moviendo la bola en ataque y buenas defensas (que «mosca cojonera» es Presssey para los rivales) para que Valencia Basket notara el aliento colegial: 39-41.

Pero tanta intensidad tiene un peaje, sin embargo habitual esta temporada: Movistar Estudiantes entró enseguida en bonus (6-1 en faltas tras cuatro minutos) y los taronjas supieron aprovecharlo para frenar la reacción colegial: 41-50.

Se agarraba Movistar Estudiantes al partido, como una lapa. Por medio de un acrobático Avramovic y un guerrillero Vicedo (49-54). Se sumaba Sola, la grada y el colectivo: de nuevo Aleksa ponía la cosa en dos y el WiZink Center se venía arriba: 52-54. Tiempo muerto de Valencia, 2:50 por jugarse de este tercer cuarto.

No culminaba Movistar Estudiantes la remontada, pero estaba ahí: 54-55 a falta de dos para acabar el cuarto; 54-58 al terminar.

Douglas, de dos, abría el último periodo; y un triplazo de Avramovic ponía la cosa en uno otra vez: 59-60. Pero las faltas, otra vez las faltas, castigaban a Movistar Estudiantes: le pitaron 4, por ninguna de Valencia, en apenas tres minutos.

No se rendían los colegiales: otra vez Avramovic ponía el 61-61. Y «mosca cojonera» Pressey daba la primera ventaja a Movistar Estudiantes: 63-61 a 6:41 para terminar.

Toma y daca. Irreconocible Valencia Basket desde el tiro libre, que no aprovechaba tener al rival en bonus quedando tantísimo. 65-65 a 5:47 para terminar.

¡La rabia del capitán! Triplazo desde la esquina, para culminar un contraataque, de Vicedo. Ardía el WiZink Center: 70-65.

No estaba hecho, quedaban casi 4 minutos y la tensión era máxima. Pero Movistar Estudiantes quería el partido con unas ganas locas. No, dementes. Triple de Pressey para el 73-67, 2:56 para acabar.

Y no, no estaba hecho. Dos triples, bien defendidos, de Vives y Dubljevic empataban el partido faltando un minuto: 73-73. Un 2+1 de San Emeterio a falta de 13 segundos parecía sentenciar: 73-76. Falló Douglas el triple y en la falta rápida, Ndour metió uno de los dos: 73-77. Con 3.5 segundos lo intentó el Movistar Estu pero…

Ahora, parón de dos semanas por la disputa de la Copa del Rey y las ventanas FIBA para los Juegos Olímpicos. Movistar Estudiantes jugará el próximo encuentro el sábado 29 de febrero en cancha del Casademont Zaragoza; y volverá a casa el 8 de marzo ante el Barça.


ESTADÍSTICAS