La primera fuera tendrá que esperar (78-76)

19 octubre 2019

Movistar Estudiantes no pudo llevarse el clásico del basket en la visita al Joventut, al caer por 78-76 en un encuentro igualado que nunca tuvo un dominador claro. Sin Brizuela, baja por un virus, Movistar Estu tuvo en las “torres gemelas” Arteaga y Kadji y la lucha de Pressey sus principales argumentos. Pero Prepelic, Morgan y Zisis pintaron de verdinegro el partido en el tercer cuarto e impidieron la primera victoria colegial lejos del WiZink Center.

La primera fuera tendrá que esperar (78-76)

Con la baja de última hora de Brizuela, por un virus estomacal, y la ya conocida del joven Giedraitis, el quinteto inicial en Badalona fue Pressey, Scrubb, Vicedo, Kadji y Arteaga. Y pese a que la primera canasta fue un triple del canadiense, fue Víctor Arteaga el gran protagonista del arranque del encuentro: 8 puntos consecutivos del conquense para el 8-13.

Los badaloneses encontraron su acierto exterior para recortar diferencias: a 2:43 se pusieron a uno, obligando a Dzikic a pedir tiempo (15-16). El marcador se quedó parado un buen rato, con ambos equipos de sequía anotadora. Al final del primer cuarto, igualado 17-18.   

El joven talento chileno Nacho Arroyo tomó protagonismo en el arranque del segundo cuarto, en la misma cancha donde debutó en ACB la pasada temporada: triple y asistencia para el de Dukan, 17-24. No fue especialmente vistoso este segundo cuarto, con poca fluidez ofensiva y las defensas mandando. Cada canasta costaba, y mucho.

Y en ese contexto, tener un seguro de vida desde el tiro libre como Phil Scrubb se agradece: 29-33 a 3:10 para el descanso. Y cuando la Penya se puso en el cogote colegial (31-33), volvió a aparecer Arteaga para abrir una pequeña brecha: 34-40. Y un triplazo sobre la bocina de Pressey puso la máxima justo al descanso: 34-43.

Repetía el quinteto inicial Dzikic tras el paso por vestuarios, pero el Joventut salió más lanzado: con un parcial de 7-0 en dos minutos y medio entraron de nuevo al partido: 41-43. Un buen contraataque culminado por Kenny Kadji dio aire a Movistar Estudiantes, mientras el partido se iba caldeando: antideportiva a Prepelic por fingir, y en la siguiente a Kadji en defensa: 46-47.

Con el partido al rojo vivo, un triple de Pressey desatascó al Movistar Estu (46-50). Pero la Penya, a base de tiros libres, no perdía la cara al partido y Morgan desde esa distancia empató a 3:23: 53-53.

Era cuestión de tiempo: se pusieron por delante, 56-53 tras triple de Harangody, 59-53 tras otro de Morgan. Lo mejor de este cuarto, que tuvo un parcial de 28-15 para los de casa, llegó sobre la bocina: otra vez Pressey, para el 62-58. Había vida.

Movistar Estudiantes empató tras dos jugadas al arrancar el periodo decisivo: 62-62. Problemas en el marcador hacían que el partido fuera aún más tenso. Dos buenas jugadas de la Penya obligaron a Dzikic a pedir tiempo a  5:54 para acabar: 66-62.

Costaba encontrar el aro a Movistar Estu, y el Joventut había encontrado en Conor Morgan a su referente: a 4:40 para acabar, la Penya mandaba 70-62. Aunque tras tiempo muerto Kadji dejaba una bonita bomba, seguía haciendo falta algo más para llevarse el partido: 74-64 a 3:15 para terminar.

Dos canastas de Arteaga, ayudado por un insistente Pressey, daban las últimas esperanzas a Movistar Estu (74-68), pero Morgan pareció sentenciar a 1:20 para terminar.

¿Sentencia? Para nada. Movistar Estudiantes rozó el milagro. Un triplazo de Pressey a falta de 5 segundos les puso a uno. Zisis desde el tiro libre acabó el encuentro, ya que con 0.3 segundos el Movistar Estu no tuvo tiempo de anotar, aunque Kadji llegó a tocarla. 78-75.

A Movistar Estudiantes se le sigue resistiendo así la primera victoria lejos del WiZink Center. Los colegiales tendrán otra oportunidad el próximo sábado 26 de octubre en cancha del Unicaja.


Dzikic: «hemos competido pero el tercer cuarto no ha sido la línea a la que queremos jugar»

Enhorabuena a la Penya por haber ganado al partido, se ha demostrado que era un partido muy muy importante para ellos.

Hemos tenido problemas antes del partido sobre los que no voy a hablar, hemos tenido buenos minutos en la pista pero el tercer cuarto no ha sido la línea que queremos jugar, pero hemos competido 40 minutos.