LF2: También saben sufrir (63-67)

22 febrero 2020

Las Women In Black de Movistar Estudiantes saben sufrir para llevarse la victoria por 63-67 en la siempre complicada pista del Patatas Hijolusa León. Las de Alberto Ortego, que dominaron desde el principio y llegaron a ganar de 20 puntos, supieron sobreponerse a la gran reacción de las locales en el tramo final del choque. Judy Jones, con 11 puntos, 17 rebotes y 22 de valoración, MVP del choque.

LF2: También saben sufrir (63-67)

Movistar Estudiantes se lleva una importante y trabajada victoria en su visita al Patatas Hijolusa de León. Las Women In Black, que dominaron el partido desde el principio y llegaron a ganar de 20, pero sufrieron, supieron sufrir en los peores momentos para vencer por 63-67.

El choque arrancó con un Movistar Estudiantes muy bien plantado en la pista, especialmente en el aspecto defensivo. El gran trabajo atrás de las de Alberto Ortego fue clave para arrancar con un parcial de 2-9 en la primera mitad del primer cuarto. Un gran trabajo defensivo que siguió en los siguientes minutos, y que llevó la ventaja hasta el 2-16 con dos minutos por delante.

La superioridad en el rebote, escenificada en una imparable Judy Jones que se fue hasta las diez capturas en estos primeros diez minutos, fue otra de las claves para que este primer acto se cerrara con un más que interesante 7-20 a favor de las ramireñas.

En el segundo cuarto el conjunto local entendió que tocaba embarrar el partido y frenar el ritmo para tener opciones, y así lo hizo. El ataque de Movistar Estudiantes ya no era tan fluido, y la ventaja se estableció en torno a esos 13 puntos con los que acabó el primer cuarto. Mediado el acto, un 13-27 lucía el electrónico.

En los siguientes minutos los puntos llegaban con cuentagotas en ambos lados de la canasta, reflejando el marcador un 18-31 con 2:30 por jugar. En los siguientes ataques el acierto subió, y al descanso se llegó con un 24-37 a favor de Movistar Estudiantes. La igualdad en el segundo cuarto había sido total.

Escapada para acabar sufriendo

Las Women In Black aprovecharon el paso por vestuarios para aclarar conceptos, y volvieron a la cancha con las ideas muy claras. Con una gran defensa y corriendo a la que se podía, el parcial inicial del cuarto fue un 2-8 que disparó el marcador hasta el 26-44. Un trabajo que siguió en los siguientes minutos, y que llevó la ventaja hasta el +20 (32-53 a tres minutos del final del cuarto).

Pero cuando el choque parecía encaminado a resolverse, el Patatas Hijolusa León sacó a relucir mucho carácter para firmar un parcial de 7-0 en apenas minuto y medio que devolvió la emoción (39-53). El cambiante tercer cuarto finalizó con un 42-56 a favor.

Ese buen final de acto dio alas al conjunto leonés, que con un parcial de 5-0 para arrancar el último cuarto se metió de manera definitiva en el choque al bajar por primera ver en mucho tiempo de la barrera psicológica de los diez puntos (47-56). Tocaba sufrir para llevarse el triunfo.

Y más tras ver al Aros León venirse arriba y ponerse a tiro (55-58) con seis minutos por jugar. La situación se había complicado, y los nervios de ver el partido en peligro tras haberlo controlado, podían aparecer. Pero Movistar Estudiantes supo aclimatarse al nuevo escenario, y recuperando la actitud defensiva logró templar la situación, y coger un poco de aire al verse con un 56-62 a favor con 2:26 por jugar.

Las locales no dieron su brazo a torcer, y lograron ponerse de nuevo a tiro (61-64) con 33 segundos por delante. Tocaba acertar desde el tiro libre, y las Women In Black lo hicieron para acabar sellando una sufrida victoria con el 63-67.

Un triunfo que sabe realmente bien, y que demuestra que este equipo también sabe sufrir. Y un triunfo que eleva ya la racha hasta los 17 seguidos.