Hacía falta mucho más (94-72)

17 noviembre 2019

Movistar Estudiantes no salió con la intensidad necesaria al Palau Blaugrana (30-19 en el primer cuarto). Salvo algunos chispazos demasiado aislados para competir ante uno de los grandes transtlánticos del continente, no tuvo opción. El Barça dominó el rebote y se permitió mostrar su gran fondo de armario.

Hacía falta mucho más (94-72)

Salieron de inicio al parqué del Palau Blaugrana Pressey, Brizuela, Dangubic, Kadji y Arteaga, ante un Barça que a última hora no contaba con Mirotic. Y aunque la primera canasta fue estudiantil, los culés lograron un parcial de 10-0: 10-2.

Empezó a encontrarse en ataque el Movistar Estu, pero no lograba frenar la anotación barcelonista: 19-14 a 3:35 para acabar el primer cuarto. Salían Palacios y Scrubb, después Vicedo, pero el Barça no perdonaba la falta de intensidad defensiva: 30-19. Un arranque marcaría el resto del partido.

Un muy activo Pressey robaba y Palacios anotaba para empezar el segundo cuarto (30-23). El de Medellín se enchufaba, mientras que la defensa colegial mejoró: ¡a cuatro tras triple mediado el cuarto! 34-30.

Delaney y Kuric recuperaron un colchón para el Barça (39-30), y aunque Movistar Estudiantes parecía creérselo (nada que ver la defensa, parcial 14-13 en este cuarto), la realidad era tozuda: 44-32 al descanso.

Repetía cinco inicial Dzikic para empezar la segunda parte, pero perdonaban en ataque y el Barça aprovechó para poner la máxima (48-32).

La vuelta a pista de Palacios dio un poco de oxígeno en ataque a Movistar Estudiantes (cinco puntos seguidos del colombiano para el 53-40), pero los culés dominaban el rebote con claridad y eso se reflejaba en el marcador: 57-40 mediado el cuarto.

Lo paraba Dzikic en busca de reacción con 62-42 tras conceder dos canastas demasiado fáciles, pero el tercer cuarto terminó 70-50. Demasiado Barça, demasiado parcial: 26-18.

En el último cuarto el Barça rotaba de cara a la doble jornada de Euroliga. Scrubb aparecía en Movistar Estudiantes, pero los culés exhibían su tremendo fondo de armario (Kuric, Bolmaro, Smits, Pustovyi,  para no bajar el listón: 83-62 a 6 para el final.

«Tenemos que jugar los 40 minutos, no por nuestras estadísticas, vamos perdiendo de 30… sed serios, chicos», replicaba Dzikic a los suyos en tiempo muerto a falta de 3 minutos y con el partido prácticamente terminado (89-67).

El 94-72 final lo decía todo. La tercera derrota consecutiva deja a Movistar Estudiantes con 3-6 en la zona media-baja de la tabla, y convierte en muy importante el próximo encuentro: domingo 24 a las 12:30h ante San Pablo Burgos en el WiZink Center.


ESTADÍSTICAS COMPLETAS