Descanse en paz el ex jugador André Spencer

10 agosto 2020

Ha fallecido el ex jugador estudiantil Andre Spencer (temporada 1994-95) a la edad de 56 años. Desde Movistar Estudiantes enviamos nuestras condolencias a sus familiares y amigos; y recordamos su paso por nuestro club.

Descanse en paz el ex jugador André Spencer

Ha fallecido Andre Devell Spencer, quien fuera jugador del primer equipo del Club Estudiantes en la temporada 1994-95, con apenas 56 años.

El jugador estadounidense, nacido en 1964 en Stockton, California, nos dejó en el mes de agosto de 2020.

Spencer llegó a Estudiantes en una temporada algo complicada para el club colegial, la 94-95, supliendo en el mes de diciembre al lesionado Harper Williams, y quedándose finalmente con la plaza de extranjero que ocupaba Mike Smith, una de las apuestas  fallidas en unos tiempos donde sólo se permitían dos foráneos.

Aunque su debut fue discreto (-2 de valoración ante Somontano Huesca) poco tardó en hacerse con la Liga ACB, acabando el curso con unos meritorios 13,8 puntos y 5,8 rebotes en 34 minutos en 24 partidos. Curiosamente, solo tiró 8 triples, de los que anotó 2. Su especialidad era otra, pese a su 1.98 y jugar de alero: jugar cerca del aro y «reventarla».

“Para mí España fue un sitio muy especial, el número 1 de toda mi carrera en el baloncesto. Todavía es la liga más competitiva fuera de la NBA, así es que estuve contento de jugar allí, aunque fuese durante unos meses. Fue una bonita experiencia”, relataba en el perfil que sobre él publicaba Javier Ortiz en 2014 en Endesa Basket Lover. 

Spencer llegó al Estu tras experiencia en la NBA y en diversos países de Europa y Latinoamérica, aunque donde mejor recuerdo dejó fue en la liga israelí, donde se retiró en 2001. Después sería entrenador de instituto en su país natural, y fundador de West Coast Warriors, «un programa AAU que intenta desarrollar a jugadores jóvenes de la zona».

Desde Movistar Estudiantes nos unimos a las condolencias a sus familiares y amigos; y hacemos nuestro su dolor. Descanse en paz, Andre.