Llámanos: (+34) 91 562 40 22
WhatsApp: (+34) 91 745 88 50
Escríbenos: info@clubestudiantes.com

SERGIO: «SIEMPRE LLEVARÉ AL ESTU EN MI CORAZÓN»

6 septiembre 2006

El genial base ex estudiantil, se mostró agradecido al MMT Estudiantes durante las tres temporadas que ha permanecido en la entidad colegial.

SERGIO: «SIEMPRE LLEVARÉ AL ESTU EN MI CORAZÓN»

Sergio Rodríguez se mostró muy emocionado y «orgulloso» por los tres años que ha estado en el MMT Estudiantes en su despedida de la entidad colegial, al tiempo que reconoció que aún está en «una nube» después de ganar el Mundial y tras recibir el Premio Príncipe de los Deportes 2006. Su llegada al Pabellón La Piscina, no pudo ser más emotiva, ya que al tiempo que todas las cámaras y flashes se dirigían al base tinerfeño, aficionados, empleados del club estudiantil y jugadores de cantera le dedicaban una sonora ovación, que el jugador agradeció y devolvió con un cariñoso gesto.

«Estudiantes ha sido mi familia, ha sido un orgullo compartir estos tres años con el club porque es una gran familia y por eso sólo me quedan palabras de agradecimiento. Estará en mi corazón para siempre porque ha sido el equipo que me dio la oportunidad de debutar en la ACB y ahora el ir a la NBA. Estudiantes es la mejor cantera y cuenta con la mejor afición», afirmó el base, que contó con el recibimiento de unas decenas de aficionados que fueron a despedirle.

Después de regresar de Japón, Sergio Rodríguez no olvida todo lo que les está pasado en estos días. «Estoy todavía en una nube no sólo por ser campeones del mundo, por el recibimiento de la gente, por el Príncipe de Asturias, era algo impensable que hemos conseguido», comentó. Y ahora, el canario tan sólo piensa en hacer las maletas para emprender este lunes su nueva andadura en la NBA. «Voy para seguir progresando porque tengo 20 años. Ahora hay que hacer un punto y seguido porque me queda cumplir otro sueño: el jugar en la NBA», recalcó. 

Además, Sergio Rodríguez confía que el título logrado en tierras asiáticas suponga un empujón para el baloncesto aunque es consciente de que «el fútbol sigue siendo el deporte rey». «Hemos puesto un granito para que se iguale al fútbol o por lo menos lo tengan en cuenta», dijo. El base, que la temporada que viene jugará en Portland, espera que su nuevo equipo no le ponga pegas para volver a jugar con la selección española. «Por el momento estoy encantado de ir a la selección. No sé que dirá Pórtland, pero por ahora seguiré acudiendo a la llamada de la selección», recalcó.

Y es que el canario ha gozado de más minutos que en el pasado Eurobasket, algo que agradece sobre todo a la confianza que ha depositado en él el seleccionador. «Es un orgullo, pero la culpa la tiene ‘Pepu’ porque ha hecho que los doce jugadores nos sintamos importantes. La química con él es maravillosa y es un factor muy importante», destacó.

El momento más emotivo de la tarde se vivió cuando su hermano pequeño, Javier Rodríguez, jugador del Infantil del MMT Estudiantes, le hizo entrega de una camiseta conmemorativa con su dorsal, el ’11’, para que no olvide al club colegial, así como un abono del equipo para la próxima temporada.